Nutrición y Salud

Mi hijo(a) tiene alergia alimentaria… Y ahora qué?

Por Ps. Marcela Paz González Contreras

Luego del diagnostico de alergia alimentaria, empieza con la montaña Rusa emocional, comenzamos con diferentes emociones que van cambiando de un momento a otro. Sentimos también mucho miedo también de lo que vendrá. En esta etapa es primordial que transites por cada emoción, siendo consciente de ella.

¿Cómo?

Primero identificando lo que siento (angustia, rabia, miedo,…). Segundo, al tener claro lo que siento, me doy permiso para vivir esta emoción; si quiero llorar, busco un lugar tranquilo o me refugio en mi círculo más cercano para poder desahogarme. Tercero, buscar un grupo de familias con hijos(as) con alergia alimentaria, ya que al estar acompañado (ya sea físico o virtual), contribuye al bienestar emocional. Se comparte experiencias y es un lugar seguro cuando queremos desahogarnos.

Es importante que tengas un tiempo dedicado para ti, cualquier actividad que sientas placentera, ideal que sea mínimo una vez por semana. Al realizarlas, sentirás mayor grado de satisfacción, por lo que será un escudo protector frente a la adversidad.

Si sientes que los síntomas persisten, te aconsejo que busques ayuda en algún profesional de la salud mental. .